El salmorejo es una crema fría a base de tomate, ajo, pan, aceite de oliva y sal, de origen Cordobés (España).

La cocina mediterránea esta considerada como una de las cocinas más saludables y esta receta lo es. Y en este caso aún más ya que modifico la receta original para que sea un salmorejo más fit.

El salmorejo es un plato muy completo ya que nos aporta hidratos de carbono, proteínas, grasas buenas, fibra, vitaminas y minerales. Además es una receta muy fácil y sencilla de hacer.

Ingredientes:

  • 500 g. de tomates maduros (yo gasto los tomates de pera)
  • 1 diente de ajo
  • 2 Cucharadas de Aceite de oliva virgen extra
  • 2 rebanadas de pan de molde integral sin azúcares
  • Virutas de Jamón Serrano
  • Huevo
  • Sal (utilizo sal sin sodio, le da un poco menos de sabor a la comida pero lo compensamos que el jamón en virutas a la plancha que le dará ese toque de sal que falta).
  • (Opcional) Vinagre de manzana al gusto (el vinagre es opcional, si añades escoge vinagre de manzana ya que es un buen depurativo que nos ayuda a eliminar líquidos y toxinas.)
salmorejo

Preparación:

1.-Primero que nada lavaremos los tomates y los pelaremos. Para que la piel salga fácilmente los escalaremos en agua hirviendo unos 3o segundos (si quieres ahorrarte este paso, si utilizas tomates que estén maduros serán fáciles de pelar). ¿No tienes tomates? ¿Falta de tiempo? No peles el tomate, trituralo directamente o utilizar un bote de tomates enteros en conserva. Son más sanos y saludables los tomates naturales, pero en cualquier caso esta es también una buena opción y como digo siempre sobre todo más sano que comer cualquier comida pre-cocinada o llena de grasas nada saludables.

Una vez lavados triturados puedes pasarlos por un colador fino. Yo soy más práctica y no lo paso por el colador jajaja. Sigo con la receta…

2.-Incorpora a los tomates ya triturados, el pan integral y deja que se vaya humedeciendo el pan mientras pones a hervir el huevo y haces las virutas de jamón a la plancha.

3.-Añade a los tomates y el pan el aceite de oliva, (el vinagre), la sal y el diente de ajo y tritura con batidora hasta que quede una mezcla homogénea.

La receta tradicional lleva pan blanco, yo en este caso la he modificado para hacerla más fit con pan integral sin azúcares que compro en Mercadona (en su defecto podéis poner miga de pan integral), y con la sal 0% sodio que nos ayuda a no retener tanto líquido, y equilibra y disminuye el riesgo de aumento de nuestra tensión arterial.

Dependiendo la cantidad de pan que añadas aumentarás o disminuirás los hidratos de carbono, si te sale demasiado espeso añade agua y bate de nuevo.

Si lo acompañas con virutas de jamón a la plancha y huevo duro picado añadirás a este plato tan saludable una fuente de proteína.

Espero que disfrutéis de este plato fresquito, que apetece mucho sobre todo en verano!!!