Hoy en día hay mucha gente que realiza este tipo de deporte por diversos motivos, pero los principales son la salud y la moda de los triatlones.

Se trata de uno de los deportes más completos que existen. Sin embargo, también requiere de ciertas precauciones a la hora de practicarlo.

Se trata de un deporte que no tiene impacto y, en principio, implica menos riesgos de lesiones para muchas personas.
La natación es el deporte aeróbico que recomendaría como tal, es decir, no como actividad de fuerza si no como cardiovascular. Es ideal para quienes padecen problemas de obesidad o de espalda, por lo que siempre iniciaría a estas personas con este deporte antes de montar en bici o correr. Pero igual que en la mayoría de deportes, hay que comenzar paso a paso, aprendiendo la técnica, ya que si nadamos con posturas incorrectas puede traer problemas. Por este motivo si no estas habituado a la practica de natación, cuando te inicies utiliza primero una tabla o un churro y empieza por nadar solo moviendo las piernas, para que estas cojan fuerza y que cuando nades sin ellos el cuerpo no se te hunda.




Ten en cuenta, que si tanto padeces de problemas articulares como si no, además de nadar deberás realizar entrenamientos de fuerza, para conseguir la musculatura adecuada.

Recuerda que aprender la técnica básica para realizar correctamente los ejercicios de natación resulta muy importante para su adecuado desarrollo y efectividad.

Nadar bien técnicamente te permitirá cambiar de ritmos y modificar intensidades, algo muy útil si se quiere perder peso en la piscina.

Con la natación se trabaja todo el cuerpo, trabajamos muchos músculos y no es agresivo para las articulaciones!!

Un deporte aeróbico muy efectivo para reducir la presión arterial y mejorar la función vascular, reduce el insomnio y mejora el estado de animo.