Los dos alimentos son hidratos de carbono que tienen muy poca grasa, con un alto contenido energético, y por este motivo son recomendables para cualquier persona pero especialmente en momentos de mayor desgaste energético.

El arroz o pasta no de deberíamos consumirlo en las cenas, ya que se debes evitar tomar carbohidratos en grandes cantidades por la noche, porque no se necesita mucha energía ya que vamos dormir y descansar el cuerpo, sobre todo si se trata de una persona que quiera cuidar su peso.

En cambio si realizas deporte, puedes consumir cualquiera, arroz y pasta, varios días a las comidas, teniendo siempre en cuenta las cantidad que vas a ingerir y prestando atención al resto de ingredientes que van a acompañar tu plato.

El arroz se asimila más rápidamente y la pasta tiene una asimilación más lenta. Dependiendo a que hora los ingieras serán mejores unos u otros.
Por ejemplo, el arroz es mejor tomarlo en la cena que la pasta, en una cantidad moderada, ya que son hidratos que te haran conciliar el sueño, y el descanso es fundamental para el crecimiento muscular.

La pasta te aporta más energía (al tener más calorías y proteína), tiene más minerales benéficos para tu cuerpo (potasio y sodio). El arroz no tiene azúcar y tiene menos fibra dietética que la pasta.

1 taza de pasta cocida aporta:

221 kilocalorías
1 gramo de grasa total
1 mg de sodio
62 mg de potasio
43 g de hidratos
1 g de azúcares
3 g de fibra
8 g de proteína

1 taza de arroz cocido aporta:

205 kilocalorías
0 g de grasa
2 g de sodio
55 mg de potasio
45 g de hidratos
1 g de fibra
4 g de proteína

¿Has probado a comer el arroz y la pasta integral? Yo sin duda opto por la integral, una opción saludable y deliciosa para la ingesta de tus carbohidratos.

“Hay que tener en cuenta que la pasta elaborada con harina de trigo, contiene gluten, una proteína que no toleran las personas celíacas. En cambio el arroz, si está libre de gluten”