El guacamole es muy fácil de hacer en casa.

La base de esta receta es el aguacate rico fibra y en grasas saludables, fuente de vitaminas y minerales como el potasio y el magnesio que ayuda a que nuestro cuerpo se recupere, además de potenciar la fuerza muscular entre otras cosas.
Hay muchas formas de prepararlo, pero la forma que yo lo preparo y los ingredientes son los siguientes:

Ingredientes:

– 2 Aguacates maduros
– 1 Cebolla
– 1 Tomate maduro
– Zumo de media lima (puede sustituirse por limón)
– Cilantro fresco
– Tabasco
– Sal

Si quieres aumentar la cantidad de guacamole duplica los ingredientes.

Preparación:

Primero cortamos por la mitad el aguacate hasta que lleguemos al hueso, separamos las dos partes.
Para vaciarlo pones la cuchara por la esquina, haces un juego de muñeca con la cuchara, para sacar la pulpa del aguacate de la piel y sale sin problemas.
Para sacar la semilla le das un golpe fuerte con el cuchillo sobre la semilla y giras el cuchillo en el sentido de las agujas del reloj y ya tendremos la semilla fuera.

Introducimos en un bol y añadimos el tomate y la cebolla picaditos muy finos, el cilantro fresco picado (si no tuvieras puedes sustituirlo por perejil), y el zumo de la media lima. Añadimos la sal y unas gotitas de tabasco, según te guste más o menos picante pon más gotitas o menos.

Mezclamos y trituramos con un tenedor.
Si lo prefieres puedes mezclarlo con el túrmix, y si no te gusta muy espeso añade un poco de agua para que la salsa de guacamole este más líquida.

Y ya tenemos el guacamole listo para tomar.
Es importante que si no se va a comer todo o no se acaba, ya que el aguacate se oxida, pongas la semilla del aguacate dentro del recipiente donde lo guardes antes de introducirlo en la nevera.

Como veis es una receta muy fácil y que se prepara tan sólo unos minutos.

A mí me encantan las salsas, y una manera de no llenarnos de grasas saturadas y comprar salsas industriales es esta. Puedes añadirlo a muchos platos, como al arroz hervido, la pasta, incluso para acompañar a tus pechugas.

Delicioso… espero que os guste esta receta!