El entrenamiento excesivo nos puede causar un estado de sobreentrenamiento.  Cuando notamos que empeora la capacidad de rendimiento a pesar de seguir entrenando es que estamos sobreentrenados.

Tenemos que tener en cuenta que el sobre-entrenamiento es difícil de detectarlo, ya que no hay ningún síntoma exacto que nos determina este problema. Así que hablaremos de “síndrome de sobreentrenamiento”

No obstante, la American Physical Therapy Association (Asociación Americana de Fisioterapia), estable una serie de síntomas que pueden aparecer si estamos sobreentrenados, no siempre tienen porque aparecer todos, dependiendo del tipo de persona, o su nivel de actividad física aparecerán unos u otros, lo que siempre será común para todos será la fatiga:




  • Cuando notamos una bajada en el rendimiento deportivo de forma continuada: poca potencia muscular y poca resistencia física, necesitamos aumentar el esfuerzo para realizar el mismo trabajo con una disminución de la velocidad de recuperación, aumento del ritmo cardiaco durante la actividad, y una peor coordinación.
  • Aumento del ritmo cardiaco: las personas sobre-entrenadas pueden padecer de un aumento del ritmo cardiaco, incluso en reposo, mayor temperatura corporal, problemas respiratorios e hipertensión.
  • Pueden existir también un descenso en el apetito, mayor sensación de sed, trastornos a la hora de dormir, dolores musculares, y sensación de agotamiento.
  • Aumento de la adrenalina, de los ácidos grasos, el cortisol, y la seratonina y un descenso del hierro, la ferrita, la hemoglobina y el glucógeno muscular.
  • Psicologicamente también nos afecta con una falta de autoestima, ansiedad irritabilidad, perdida del libido, baja capacidad para hacer frente al estrés, y ausencia de motivación en la actividad física.
  • Disminuye la capacidad para evitar lesiones, enfermedades y disminuye la rapidez de la cicatrización, ese producen menos glóbulos rojos con lo que tendremos mayor canso y una bajada de defensas en el organismo.

La única solución hasta el  momento cuando estamos sobre-entrenados es la disminución o suspensión de los entrenamientos y la práctica de ejercicio físico durante al menos 2 semanas.

Si crees que puedes padecer de sobreentrenamiento acude a un médico deportivo, para que comprueben si realmente los síntomas son causados por sobre-entrenamiento u otra patología.