Sin lugar a dudas, el desayuno es la comida que hace campeones y por desgracia, muchas personas siguen un estilo de vida activo y lo eliminan de su dieta o incluyen alimentos que están muy lejos de ser saludables.

Muchas personas que se saltan el desayuno, cogen solamente un almuerzo ligero, y luego durante el día tienen hambre y meriendan, comen y cenan comida “basura” hasta la hora de acostarse. Haciendo esto no sólo quitan al cuerpo de los nutrientes necesarios para la salud, sino que también carecen de la energía necesaria para realizar entrenamientos de calidad.

El desayuno es la primera comida que realizamos al comenzar el día, por eso es tan importante, estamos hablando del primer aporte de energía que utilizarás para realizar la actividad física diaria. Para llevar una dieta equilibrada tienes que realizar 5 comidas diarias, y el desayuno debe representar el 20-25% de energía del día (carbohidratos, grasa, y proteína).

Desayunar bien es muy importante para la salud en general. Lo que desayunas es lo que da gasolina a tu cuerpo en el inicio de tu día y te ayuda a sentirte con más energía y más saciado, con la posibilidad de elegir mejores alimentos en la comida y en la cena.

Una buena combinación de desayuno completo y equilibrado puede incluir cereales/pan, lácteos y frutas. Cuando desayunes incluye naranja, plátano,… y zumos naturales. Y por ejemplo en el almuerzo algo de proteína e hidratos de carbono como un sándwich y yogur, y te detendrá de devorar bizcochos de chocolate después de cenar.

Excusas para saltárselo hay muchas: “No hay tiempo”, “no tengo hambre en la mañana” y “No me gustan los alimentos para desayunar”. Deportistas preocupados por su peso, por su alimentación y su rendimiento deberían decir, “Mi dieta comienza en el desayuno.”

Estas excusas son sólo eso, excusas; sabotean tu rendimiento deportivo.

He aquí un vistazo a los beneficios de realizar un desayuno completo y saludable. Espero convencerte de que el desayuno es la comida más importante de tu dieta deportiva.

Desayuno para personas a dieta

Si tu quieres perder peso, tu debes comenzar tu dieta en la cena, y no en el desayuno! Por ejemplo, no comer sólo un tazón de Special K para tu “desayuno dieta.” Vas a tener demasiada hambre más tarde en el día y deseos de comer dulces.

Un desayuno más completo (+ cereales + tostadas + yogur) puede impedir que en la tarde o la noche te pegues atracones de dulce, galletas, bolleria,… Ingerir entre 500-700 calorías proporciona suficiente energía para que disfrutes y saques más rendimiento cuando haces ejercicio, en lugar de arrastrarse en un entrenamiento por la tarde que al final sientes como un castigo.

Si tu estas tratando de perder peso, debes ingerir al menos entre 500 a 700 calorías para desayunar; esto debería dejarte bien alimentado.

Para comprobar los beneficios de realizar un buen desayuno, intenta realizar este experimento:

  1. Si no sabes como medir las calorías utiliza etiquetas de los alimentos para calcularlas, pesa los alimentos y según los gramos que añadas sabrás comprobando con la etiqueta nutricional las calorías que ingieres (una regla de tres). Comienza tu día por lo menos con 500 calorías.

2. Observa lo que ocurre con la ingesta de alimentos durante el día cuando haces un desayuno completo frente        a un escaso “desayuno dieta.” Desayunar calorías 500+ te permite comer menos por la noche y crear el déficit de calorías necesarias para perder peso.

Aquí os dejo 3 ejemplos de desayuno:

  • Un vaso de leche con Cacao con un puñado de cereales, una rebanada de pan integral con aceite de oliva y tomate, un zumo de naranja natural (675kc)
  • 2 yogures desnatados, 1 platano, 2 cucharadas de avena, 3 almendras, 1 zumo de naranja (500kc)
  • 1 huevo a la plancha, 70 g de pan integral, 70 g. tomate, 75. queso fresco 0%, 5g. de aceite de oliva, 200 ml. de zumo de naranja (520 kc)

Recuerda: Si eres una persona que esta a dieta o quiere llevar una dieta equilibrada aliméntate durante el día y baja de peso por la noche. El éxito de personas que hacen dieta pierden peso mientras están durmiendo; se despiertan listo para otro buen desayuno que les de combustible para otro día de alta energía.

Desayuna de 2 a 3 horas antes de tu entrenamiento!