Una de las causas de la distensión abdominal es una ruptura o laxitud de los músculos rectos abdominales, los músculos no pueden cumplir con su función de contención de la masa abdominal que sale hacia la parte exterior lo que produce un aumento de la tripita. Es la separación del músculo recto del abdomen como consecuencia de un daño en el tejido conectivo, es un problema funcional y estético. Todos podemos llegar a tener una separación de rectos, independientemente de la edad, de si eres hombre o mujer, de si realizas deporte  o eres una persona sedentaria.

Hay un periodo en la vida de la mujer que aumenta las posibilidades de sufrir una distensión abdominal. Seguro que ya sabes a la etapa a la que me refiero… EL EMBARAZO.

Una buena solución es la práctica regular de actividad física, adaptada a las necesidades y capacidades de cada uno, hará que los músculos estén más en forma. Cuando la ruptura muscular es total, la cirugía será la mejor opción.

Puedes volver a tener un vientre más plano que el de ahora y eliminar los problemas digestivos, lumbares y de suelo pélvico si los tienes. La recuperación de tu abdomen y la estabilidad de tu core van a ser lo primero a conseguir en la rehabilitación de tu suelo pélvico. Existen multitud de ejercicios que nos pueden ayudar a mejorar o solucionar este problema, la práctica de yoga es muy favorable en estos casos.




Los abdominales clásicos están totalmente prohibidos en caso de distensión abdominal, lo que tienes que hacer es fortalecer el transverso del abdomen. Lo único que vas a conseguir realizando abdominales tradicionales  (además de someter a una hiperpresión a tus músculos perineales) es aumentar esa distensión o separación de rectos.

Realizando abdominales hipopresivos obtendrás beneficios tanto a nivel de la musculatura profunda del abdomen como en los músculos y tejidos de tu suelo pélvico. Cuando se hacen estos abdominales, la presión del abdomen se reduce, la protección de los órganos internos y la reubicación de los mismos mejora.

Para realizar los ejercicios hay que estar en apnea respiratoria, expulsar el aire, tensar el abdomen y mantener la posición entre 10 y 20 segundos, después, inspiramos todo el aire que podamos, recuperamos nuestro ritmo de respiración y repetimos. Haremos los ejercicios sin aire en los pulmones. A cada uno de los ejercicios le dedicaremos entre 5 y 10 minutos.

1.-Tumbada sobre una esterilla. Flexiona las piernas y mantén los brazos extendidos pegados al cuerpo. En esta posición, contrae el diafragma sacando a la vez las costillas hacia afuera, todo lo que puedas. Este es el primer que debes hacer ya que la posición facilita una buena ejecución. Con el diafragma contraído, haz 3 respiraciones cortas y, a la cuarta, suelta todo el aire que tengas dentro. Haz 5 repeticiones..

2.-Colocate de pie y con los brazos pegados al cuerpo. Tienes que tener una postura en la que estés lo más estirado posible, como si te estirasen de la cabeza hacia arriba, para lo que deberás poner la espalda lo más recta que puedas.Contrae el diafragma y saca las costillas hacia afuera, lo que te ayudará a estirar, también, los abdominales. Realiza, una inspiración muy profunda y mantén la postura sin expulsar el aire todo lo que puedas. Cuando sueltes el aire, trata de hacerlo muy despacio. Realiza 10 repeticiones.

3.-Sentado sobre una esterilla, pon tus brazos extendidos hacia el frente y entrelaza las manos. Flexiona ligeramente las piernas y estira bien la espalda de manero que no tengas ninguna tensión en la zona lumbar. Contrae de nuevo el diafragma sacando las costillas hacia afuera y trabaja la respiración, haz 3 respiraciones cortas y a la cuarta expulsas el aire lentamente. Haz 5 repeticiones.

4.- Coloca las rodillas y las manos sobre el suelo y con la espalda bien recta. Encoge la cabeza, echala hacia adelante llevando la barbilla hacia la garganta. Coge aire en 2 tiempos, después, expulsalo en 3 tiempos; mientras las costillas están abiertas y el diafragma contraído. Haz 10 repeticiones.

Realiza estos cuatro ejercicios una o dos veces a la semana y obtendras mejoras en tu problema de distensión abdominal, manteniendo a tono esta zona.