Los hidratos de carbono podemos dividirlos en dos grupos, los simples y los complejos.

Los HIDRATOS SIMPLES son azúcares compuestos por uno o dos azúcares simples como por ejemplo la fructosa y la glucosa. Son los que se asimilan muy rápidamente y pasan a la sangre en muy pocos minutos. Esto produce la hiperglucemia, elevando los niveles de azúcar, lo supone una concentración de azúcar en la sangre muy alta.

Cuando esto ocurre el cuerpo segrega una hormona llamada insulina cuya función es la de enviar el azúcar en sangre a las células provocando aumento de energía en las mismas que si no es consumida, el exceso de carbohidratos se transformará en grasa.

Tienen un valor nutritivo muy bajo y muy pocos nutrientes esenciales, por este motivo se aconseja limitar su consumo y reducir su ingesta, sobre todo en personas diabéticas.

Existen dos hidratos de carbono simples:

  • Los monosacáridos: compuestos por un solo azúcar ( glucosa, fructosa, galactosa,…)
  • Los disacáridos: compuestos por dos monosacáridos unidos (maltosa, sacarosa, lactosa)

Son muchos los alimentos que contienen hidratos de carbono simples: la miel, la melaza, la harina blanca, el arroz y el pan blanco, los pasteles, la mermelada, las galletas, la fruta, los refrescos, el azúcar de mesa, los dulces, cereales envasados, yogur, leche…

De todos ellos si tienes que escoger opta por las frutas o la miel que son las más aconsejables para nuestro organismo, no es lo mismo los azúcares naturales presentes en las frutas o la miel que los azúcares refinados que presentan otros tipos de alimentos. Además contienen vitaminas y minerales indispensables para nuestro cuerpo.

Los HIDRATOS COMPLEJOS están compuestos de tres o más azucares. Se asimilan más lentamente, el organismo tarda más tiempo en digerirlos, por este motivo no aumentan los niveles de azúcar en sangre tan rápido como los hidratos de carbono simple, lo que nos proporcionará más energía al cabo del día.

Dentro de los hidratos de carbono complejos están:

  • Los oligosacáridos: compuestos por un máximo de 10 monosacáridos
  • Los polisacáridos: compuestos por varios mosacáridos y disacáridos (destina, almidón, glucógeno, celulosa,…)

Lo hidratos de carbono complejos podemos encontrarlos en varios alimentos como las verduras, las legumbres, los cereales integrales,  pan integral, leche desnatada, harinas y arroz integrales,…

Como podemos comprobar los hidratos de carbono complejos son más saludables contienen fibra, vitaminas y minerales, con un valor nutricional más elevado que los hidratos de carbono simples, compuestos por azúcares refinados y con muy pocas vitaminas y minerales, a excepción de frutas, miel, … que no contienen azúcares refinados como he mencionado antes.

Los hidratos de carbono son necesarios en nuestra alimentación, pero cualquier hidrato de carbono que ingieras, la parte que nos consumas se acumulará en el hígado o se transformará en forma de grasa.