Todos sabemos que el agua es vital para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Pero si además bebemos dos vasos de agua antes de comer nos puede ayudar a bajar de peso. Pero.. ¿cuál es el motivo?

Pues es muy sencillo, al beber agua nos sentiremos más hinchados y más saciados, con lo que a la hora de comer no tendremos la necesidad de ingerir grandes cantidades de alimentos, ya que tendremos menos sensación de apetito. Esto se traducirá en que consumiremos menos calorías en cada comida.

Además si bebemos agua tendremos un mayor gasto calórico, ¿por qué? Porque provoca una disminución de la temperatura corporal. Para recuperar el calor perdido, el organismo quema grasa, con lo que el gasto calórico aumenta y el peso corporal disminuye.

También el agua nos ayuda a purificar nuestro organismo y expulsar todo lo que no necesita. Es el mejor depurativo que existe.

Nos ayudará a estar bien hidratados y a realizar una correcta digestión, si bebemos agua antes y después de las comidas mejorará nuestro transito intestinal y favorecerá la disolución de los jugos gástricos.

Si lo pensamos bien y cogemos esta costumbre, será perfecto para las personas que no suelen beber mucha agua o que no se acuerdan de beber, ya que estaremos bebiendo alrededor de 1,5l. sin darnos cuenta.

Por todos estos motivos, el beber agua nos demuestra que nos puede ayudar a bajar de peso y a controlar la ansiedad por comer.

Bebe dos vasos de agua (medio litro de agua) media hora antes de cada comida, depúrate y controla tu apetito!!