La sentadilla pistol es uno de los mejores ejercicios de peso corporal para el entrenamiento de piernas. Pero ponerte en cuclillas con una sola pierna puede tomarte un poco de tiempo, sobre todo si no tienes la suficiente flexibilidad para poder bajar bien. En este artículo voy a dar los pasos necesarios para que logres realizar tu primera sentadilla pistola.

Comienza desde una posición de pie y extiende una pierna hacia fuera por delante de ti, extiende los brazos para mantener el equilibrio, y mantén esta pierna en suspensión sin tocar el suelo durante todo el ejercicio. Con la pierna de trabajo con la que te mantienes, desciende hasta una posición en cuclillas completa sin levantar el talón del suelo y vuelve a subir.

Mantén tus rodillas juntas durante todo el ejercicio, puedes tirar tu pecho hacia adelante cuando te pares, pero nunca redondees tu espalda!!!

Lo ideal es que cuando bajes tu cadera este por debajo de tu rodilla en el punto más bajo y que mantengas la pierna que está en el aire lo más alta posible, pero quizás no seas capaz de bajar tanto al principio, ni mantener la pierna tan alta. Si tu nunca has intentado realizar este ejercicio, entonces descubrirás que para dominar la sentadilla pistola necesitas un poco de flexibilidad , fuerza y ​​equilibrio, además de que requiere bastante movilidad en la cadera, rodillas y tobillos.

Este tipo de ejercicio es muchísimo más difícil que una sentadilla a dos piernas, pero la mayoría de las personas que están entrenadas, tanto hombres como mujeres, tendrán una resistencia suficiente para ser capaces de ejecutar este movimiento. El mayor obstáculo para poder realizarlo será la flexibilidad algo un poco más difícil para los hombres ya que tienen menor flexibilidad que las mujeres.

La sentadilla pistola es un buen ejercicio también para trabajar los glúteos. Para tonificarlos aún más, aprieta tus nalgas cuando te pares.

Si eres principiante y te cuesta realizar el ejercicio, puedes bajar la pierna que está en el aire al suelo cuando te levantes. Si al principio de empezar a realizar este ejercicio tu trasero toca el suelo, no te preocupes, es normal. Sigue intentándolo y no te desmoralices, ten en cuenta que necesitarás el balance perfecto entre fuerza, estabilidad y movilidad que poco a poco irás cogiendo con el tiempo, constancia y entrenamiento.

Y si ya lo realizas perfectamente ¿qué tal si arriesgas? Súbete sobre una superficie elevada con poca base y aumenta la dificultad de la sentadilla pistola… (Como en mi foto) Vamos, puedes hacerlo! Si yo puedo… Tu puedes!!!